Inicio / olavarria / Concejales eseverristas solicitan la urgente implementación de una Ordenanza sancionada hace un año

Concejales eseverristas solicitan la urgente implementación de una Ordenanza sancionada hace un año

 

 

 

La misma fue aprobada en la sesión llevada adelante el 24 de marzo de 2016 y fue aprobada por unanimidad. A la fecha la misma no ha sido puesta en vigencia.

El pasado 24 de marzo el Honorable Concejo Deliberante de Olavarría, durante la sesión extraordinaria llevada a cabo en el ex Centro Clandestino de Detención Monte Pelloni, sancionó por unanimidad una Ordenanza que fue promulgada por el Ejecutivo mediante la cual se autorizaba “al Departamento Ejecutivo Municipal, en conjunto con la Comisión por la Memoria de Olavarría, a realizar la señalización de la Comisaría Primera de Olavarría y a la sede el Regimiento de Caballería de Tanques 2 (RCTan2)” como centros clandestinos de detención.

Para llegar a esta Ordenanza el Concejo Deliberante, y en particular el bloque eseverrista, trabajó en conjunto con la Comisión por la Memoria quienes introdujeron modificaciones al texto de la Ordenanza sancionada hace exactamente un año.

Es importante mencionar que en el Informe de la Memoria se indica que: “Si bien la Comisaría policial de la calle Belgrano (por entonces la única existente), no ha formado parte de las investigaciones posteriores a 1984 de la CONADEP, existen sin embargo en sede judicial algunos testimonios sobre su utilización, durante los meses inmediatos al golpe, como lugar de tortura y depósito de detenidos-desaparecidos. Los radiogramas cifrados antes transcriptos y los testimonios de ex-detenidos, indican a las claras la preocupación existente en la institución para no quedar “pegada” en los operativos de los “grupos de tareas”, tratando de trasladar toda responsabilidad al Ejército.”

Fue este uno de los fundamentos mediante el cual el bloque de concejales eseverristas promovió la sanción de dicha ordenanza.

Respecto a la sede del Regimiento Local, siempre basados en el informe de la memoria, se sostiene que los primeros detenidos luego del golpe fueron mantenidos semi-ocultos en los calabozos de la guardia del RCTan2 “Lanceros General Paz”, en la Avenida Pringles Norte de la ciudad. El régimen de semiclandestinidad que les aplicaron, quizás se explique por el apresuramiento y la improvisación con que se armó la infraestructura represiva en la zona. Los testimonios de soldados conscriptos que hicieron el servicio militar obligatorio por aquellos años, y que debieron cubrir las habituales guardias de servicio, confirman la presencia del primer puñado de prisioneros olavarrienses en esos calabozos.”

 

La Ordenanza, que fue promulgada por el Intendente Galli, imponía un plazo de 30 días posterior a la sanción de la misma para que se comenzará a trabajar entre el Ejecutivo y el Municipio para proceder a la señalización de los dos lugares mencionados.

A un año, esta Ordenanza como otras, no se aplica de manera efectiva por parte del Departamento Ejecutivo en una clara maniobra de desconocimiento del trabajo parlamentario.

Vale indicar que si bien la señalización de estos espacios siempre fue potestad de la Red Federal de Centros Clandestinos de Detención, en la ciudad de Tandil el Intendente de “Cambiemos” Miguel Lunghi ha llevado adelante señalizaciones producto de una Ordenanza de similares características a la votada en Olavarría.

El bloque de concejales eseverristas, a 41 años del Golpe Cívico – Militar de 1976, vuelve a decir memoria, verdad y justicia.

Te puede interesar

Jefatura Regional Región 25

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *